11 destinos en las afueras de Barcelona para todo tipo de visitantes

Seguimos con nuestras recomendaciones de turismo nacional, siempre con seguridad, a lugares que tenemos cerca y que nos ofrecen un descanso e historia. Hoy toca el turno de 11 destinos en las afueras de Barcelona para todo tipo de visitantes.

Da igual lo que busques, ya sea descanso, historia, enoturismo, playas… a poca distancia de Barcelona ciudad encontrarás estos once lugares de los que enamorarte y en los que perderte. Disfrutemos de lo que tenemos cerca y que normalmente dejamos de lado para irnos más lejos.

La nueva normalidad devuelve las visitas a museos y tours por toda España

La atracción del encanto medieval

mura 2

Empecemos el recorrido por Mura, escondido entre la naturaleza del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac y al que se llega por carreteras panorámicas que invitan a fotografiar. Son 57 km muy disfrutables hasta llegar a un paisaje verde con construcciones antiguas que harán que quieras perderte por sus calles. Si te entra el hambre siempre puedes parar en el restaurante Cal Calter: comida tradicional de mercado con productos de temporada.

Siguiendo con ese encanto medieval toca continuar hasta Talamanca y Rocafort. La primera localidad esconde los secretos mejor guardados de la guerra de Sucesión tras la que el pueblo perdió su castillo. El que ahora mismo os podeis encontrar es una reconstrucción del siglo XVIII, pero es una inmersión en su historia igualmente, para la que resulta imprescindible el Centro de Interpretación de la Batalla de Talamanca, de la que las crónicas cuentan que lucharon más de 5000 soldados durante un día entero.

A Rocafort se la conoce por el puente que atraviesa el río Llobregat para seguir por el antiguo camino real. Inicialmente el puente era de madera pero en la época romana lo sustituyeron por uno de 130 metros de piedra que recibió el nombre de puente de Villa Amara. Para amantes del prerrománico catalán, imprescindible la iglesia de Santa María de Matadars.

Los amantes el enoturismo también tienen su lugar

Purple Grapes 553464 1920

Una ruta circular a pie o en bicicleta recorre tres preciosos pueblos en donde se pueden descubrir las tinas de la comarca del Bages. El sistema que utilizan para el almacenamiento de vino es totalmente original e inmenso y siempre se puede terminar la jornada degustando (con moderación) uvas autóctonas como la Picapoll, Picapoll Negro, Sumoll o Mandó. Además siempre hay un montón de actividades relacionadas con el enonturismo en toda la zona.

Por supuesto, los amantes del buen vino deben pasar por Vilafranca del Penedès, un lugar ideal para pasear entre viñedos y descubrir los secretos del vino y del cava.

"Gala/Dalí/Dior. De arte y moda". Cuando los vestidos son obras de arte como los cuadros

La atracción de las villas marineras

vilanova

Empezamos por la localidad conocida como La Habana chica en el siglo XIX: Vilanova i la Geltrú, a menos de una hora de la bulliciosa Barcelona, es una de las capitales de la cultura popular y tradicional. En su paseo marítimo conviven con armonía construcciones de estilo colonial con casas de pescadores y tiene en su Rambla el eje social y comercial de la ciudad. Además hay que destacar su oferta gastronómica de cocina marinera y xató. Es el sitio perfecto para ir en familia.

Si lo que buscáis es un antiguo pueblo de pescadores, con casas blancas, calles estrechas y tranquilas, calas rocosas de arena granulada y aguas cristalinas, vuestro destino tiene que ser Sant Pol de Mar. Pero en cuanto os perdáis por sus calles descubriréis fachadas modernistas, indianas, marineras, novecentistas y jardines con fuentes y palmeras al más puro estilo americano. Sí, también es un lugar para llenar el estómago con comida tradicional basada en dieta mediterránea.

Sitges 1477826 1920

A 36 km al sureste de Barcelona está Sitges, siempre sinónimo de cultura, cine y modernismo. Sus playas son únicas y casi garantiza 320 días de sol al año. Tiene una oferta museística amplia, en la que destaca el Museu Cau Ferrat, que fue la casa y estudio de Santiago Rusiñol. El Museu Maricel reúne la obra medieval donada por el Doctor Pérez Rosales. Interesantísimo también es hacer la Ruta de los Americanos, que sigue los pasos de los que volvieron de América tras hacer fortuna.

Terminamos en Arenys de Mar, situado en la zona costera de la comarca del Maresme. Es una población tradicionalmente marinera, con un rico patrimonio arquitectónico y festivo. Esta villa atesora joyas como el retablo barroco de la iglesia de Santa Maria, un cementerio monumental, la antigua fábrica de licor Calisay o el Museo Marès del Encaje. Pasear por la riera, eje vital y comercial de la población, caminar por los llamados rials (caminos de tierra por los que discurre el exceso de agua hacia el mar) o **probar platos marineros en los restaurantes del puerto tras visitar la lonja del pescado son algunas de las actividades que invitan al visitante a descubrirla.

Es el momento de redescubrir España: 11 alojamientos románticos para viajes en pareja

Ciudades y villas llenas de carácter

City 3500124 1920

Vámonos de un salto a Vic, la capital de Osona. Una ciudad pequeña, plácida y cómoda que conserva un importante patrimonio histórico y artístico. En su casco antiguo, que respeta el trazado medieval hay obras maestras de todos los estilos arquitectónicos: un templo romano del siglo I, el campanario románico de la catedral, su claustro gótico y las murallas medievales, así como numerosos edificios barrocos y destacados ejemplos de modernismo. El Museu Episcopal de Vic, declarado de interés nacional, muestra una colección excepcional de arte medieval.

Terrasa es otro de esos lugares con carácter donde sumergirse en arquitectura y cultura. Entre su riqueza patrimonial destacan obras maestras del modernismo como el Vapor Aymerich, Amat i Jover, la Masia Freixa y la Casa Alegre de Sagrera. La ciudad posee un elemento excepcional del patrimonio histórico y artístico de Cataluña: el conjunto de iglesias visigóticas de Sant Pere, Sant Miquel y Santa Maria.

Imágenes | Enric Rubio Ros, Candi, Teresa Grau-Ros y Pixabay

Musement

728*90